• 1
  • 2
  • 3
  • 4

LOS UJIERES

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.”  Colosenses 3:23-24

Los Ujieres de la Iglesia son los representantes oficiales que los miembros y visitas ven al entrar en la Iglesia.  La función del Ujier en la Iglesia es considerado un honor y tiene muchos deberes.  Los Ujieres pueden realizar todas o algunas de los siguientes:

Saludar a las personas al entrar en el servicio
Asistir en sentar a las personas (si es necesario)
Recoger los diezmos y la ofrenda
Mantener el orden en la entrada
Limpiar y preparar la Iglesia para el servicio
Contar las personas en el servicio
Distribuir y recoger las encuestas (como folletos de visitantes)
Distribuir los boletines y programas del servicio

Los Ujieres, como son parte del servicio, deben estar temprano para orar con el pastor.  Preparación espiritual para el Ujier asegura un servicio lleno de la presencia de Dios.

Los Ujieres son considerados embajadores de la Iglesia, y un elemento clave en el Cuerpo de Cristo.  Este labor continua mucho después que la Iglesia ha terminado.  La vida de un Ujier debe ser un ejemplo de la vida cristiana.  Su conducta diaria debe ser consistente con la palabra de Dios y el Ministerio de Jesús.